domingo, 18 de octubre de 2009

Cava profundo, por mí

"Fue un error tenerte, sin querer" dijiste mientras el sudor se escapaba de tu sien. Hacías verdaderos esfuerzos por negarme. Querías salir de mi habitación... pero necesitabas quedarte allí dentro. Es muy jodido que la mente y el cuerpo bifurquen sus decisiones, haciéndonos temblar y sufrir para decantarnos por una opción.

Yo seguía tirada en la cama. Esperando que el sueño me salvase de mi depredadora mente, lo único que quedaba vivo en este cuerpo inerte.

Y sólo lloré cuando olí los restos de tu presencia en la almohada. Y entonces, desnuda e inválida, sintiéndome tonta y absurda, rememoré el momento en el que verdaderamente fuiste sincero. Cuando te quedaste dormido, sin más. Pero a mi lado. Sin soltarme.

Quiero y necesito que se acabe esta flemática situación, en la que por más que toso como un gato y me meto los dedos en la boca y hasta la garganta, no soy capaz de vomitarte. Te has quedado parasitariamente dentro de mí. A vivir de los pocos fluidos vitales que me quedan para querer.

Y lo que cuesta quitar este olor de tus Marlboro de la habitación. Todavía descansan a medio acabar en el cenicero. Quizás, en un rato, te fume. Calada a calada. Sintiendo que ya no puedo caer más bajo.

4 comentarios:

  1. "Espero curarme de ti en unos días. Debo dejar de fumarte, de beberte, de pensarte..." Sabines siempre lo dice mejor, pero en esta se ha equivocado. Me ha recetado tiempo, abstinencia y soledad. Y ninguna de ellas ha logrado eliminar al gusano que come y vive en mis entrañas. Y he aprendido que no morirá, mas ello no podrá evitar que vuelva a entregar lo que queda de este corazón consumido.
    Beso cargado de Esperanza,
    J.

    ResponderEliminar
  2. hola, otra Lolita te escribe. Amelie, o bueno, ya no me llaman así. Lulú puede que tambien.

    Besos, este es ahora mi blog.

    ResponderEliminar
  3. Hola!! Vi tus comentarios hacia mi trabajo (en mi blog) y he pasado a leerte. Tienes una sensibilidad muy viva. Tu estilo es visceral y directo. Es muy interesante lo que logras.

    Me quedo con esta frase:
    "Por más que toso como un gato y me meto los dedos en la boca y hasta la garganta, no soy capaz de vomitarte".

    Saludos y me gustaría que siguiéramos mutuamente nuestras creaciones.

    Un saludo

    ResponderEliminar